La taxonomía de Bloom en la era digital

By 20/03/2017Educación

La taxonomía de Bloom es una clasificación jerárquica de los procesos cognitivos que se producen en la adquisición de nuevo conocimiento. Se basa en la idea de que cada nivel depende del dominio del nivel o niveles precedentes. Es muy valorada por el profesorado, pues se utiliza como una herramienta para la definición de los objetivos de aprendizaje.

Fue desarrollada por Benjamin Bloom en 1956 para estructurar y comprender el proceso de aprendizaje. En 2001, Loris Anderson publicó una taxonomía revisada, en la que se modificaba un nivel de la pirámide y se intercambiaban los sustantivos que definían cada nivel por verbos clave.

En dicha versión se establecen las siguientes categorías, de menor a mayor complejidad cognitiva:

  • Recordar: recuperar información de la memoria a largo plazo. Se utilizan verbos como reconocer, listar, describir, identificar y localizar.
  • Comprender: entender la información, relacionarla y construir significado a partir de ella. Se utilizan verbos como interpretar, ejemplificar, clasificar, resumir y comparar.
  • Aplicar: hacer uso del conocimiento en una situación concreta. Se utilizan verbos como ejecutar, corroborar e implementar.
  • Analizar: descomponer el conocimiento en sus partes y relacionarlo con su estructura global. Se utilizan verbos como diferenciar, organizar y atribuir.
  • Evaluar: juzgar, valorar y comprobar los datos, argumentos y teorías. Se utilizan verbos como comprobar y criticar.
  • Crear: utilizar el conocimiento para crear nuevos mensajes. Se utilizan verbos como generar, producir, diseñar y construir.

En 2008, Andrew Churches presentó una propuesta de la taxonomía de Bloom adaptada a los nuevos tiempos, en la que complementaba cada nivel con nuevos verbos y herramientas digitales:

  • Recordar: utilizar un buscador, guardar favoritos, comunicarse por sistemas de mensajería instantánea.
  • Comprender: utilizar las funciones avanzadas de un buscador, etiquetar contenido.
  • Aplicar: editar, subir archivos a un servidor, compartir contenido.
  • Analizar: enlazar contenido, recopilar información.
  • Evaluar: comentar en un blog, actualizar un artículo de una wiki, debatir en redes sociales.
  • Crear: redactar una entrada de un blog, escribir un artículo en una wiki, grabar y publicar un vídeo.

Kathy Schrock propone en su web el uso de una serie de aplicaciones como apoyo a la taxonomía revisada de Bloom.

Escribir comentario